Elegir Radio
Radio
Radio Columbia Costa Rica

Portada » Caso Cochinilla: “El sistema judicial no está preparado para una causa de esta magnitud”

Caso Cochinilla: “El sistema judicial no está preparado para una causa de esta magnitud”

by Alejandro Arley

Al cumplirse un año de los allanamientos, el fiscal Glen Calvo defiende el avance de la investigación, el cual califica como significativo, pero advierte de importantes complicaciones en infraestructura y logística para tramitar un asunto con 82 imputados y 17 sociedades o empresas vinculadas.

En el expediente del caso Cochinilla se investiga presunto esquema de sobornos para beneficiar ilegalmente a empresas constructoras dedicadas a las obras viales y de mantenimiento.

Las autoridades judiciales tienen la tesis de que, mediante sobornos, favores y regalías, funcionarios de entidades como el Conavi beneficiaron principalmente a las empresas Meco y H. Solís.

El fiscal adjunto de Probidad, Transparencia y Anticorrupción, Glen Calvo, comentó a Noticias Columbia que se identificaron 60 eventos o hechos en torno a los cuales gira el proceso. Añadió que se cuenta con abundante prueba, que ya indagaron a 82 imputados y que 27 de ellos tienen medidas cautelares. Sin embargo, admite que el sistema judicial tiene limitaciones.  

“Aquí hay una frase que yo he utilizado de una forma consciente y respetuosa para nuestro sistema judicial, pero sin embargo, creo que es importante que todos lo sepan: El sistema judicial costarricense no está preparado para una causa de esta magnitud”, expresó.

Calvo citó como ejemplo los problemas que se dan con la realización de audiencias por el tamaño de las salas.

“Lo puedo remitir a hace aproximadamente un año, a la audiencia solo de medidas cautelares en las que no había 82 personas, sino 27 y duró una semana y tuvimos que, literalmente cerrar un ala del edificio de Tribunales de Guadalupe para poderla hacer con todas las personas encausadas en diferentes salas. Tenían que estar entonces viéndolas (las salas) a través de pantallas”, explicó.

El fiscal de Anticorrupción relató que en un año, los abogados defensores han planteado cientos de peticiones de las cuales, muchas requirieron audiencias.

“En mi experiencia judicial, de 25 años y 15 en crimen organizado, yo nunca había atendido un caso que en un año se hagan 600 audiencias… peticiones. Estas audiencias, en algunas ocasiones, cuando han sido vistas orales, también han colmado todas las salas con los señores imputados. También se han tenido que hacer de manera virtual porque no caben todas en un mismo edificio”.

Preguntamos al fiscal que pasaría por ejemplo en una audiencia preliminar en la que se define si el asunto va o no a juicio. Confesó que de momento no tiene claro cómo se resolvería el problema del espacio.

“Hay algunas experiencias anteriores de corte administrativo, juicios que se hacen en el auditorio del Organismo de Investigación Judicial, por ejemplo, con todo lo que esto conlleva. En otros países, conozco algunos casos en los que han tenido que hacerlo en gimnasios o en estadios porque no tienen las salas concretas. Todo esto le digo porque nuestro sistema, desde este punto, no da la respuesta básica”, añadió.

Poca gente y procesos lentos

Una de las principales limitaciones del Ministerio Público es que a pesar del gran tamaño del expediente Cochinilla, cuenta con muy poco personal.

Hay un equipo de seis fiscales, de los cuales solo uno, está dedicado directamente a la causa. Los demás, incluyendo a Calvo, tienen personal a cargo, juicios, audiencias, o asuntos que no pueden desatender.

“Desde ahí, la respuesta del sistema es muy poca, conforme a una causa de esta magnitud”, recalcó.

A todas estas circunstancias se suman atrasos propios de la administración de Justicia en el país. A un año de los allanamientos, aún está pendiente la revisión de aparatos electrónicos decomisados como teléfonos y computadoras. 

Indicó que, en una audiencia, los defensores de los imputados se opusieron a la forma en la que se iba a abrir la evidencia.

De esta forma, se ordenó que la apertura se hiciera en presencia de un juez, aunque Calvo sostiene que un juez de garantías les había dado la prueba para hacerla desde el allanamiento.

“Esta situación generó… estamos hablando de hace un año que iniciamos con esta posibilidad, que se haya atrasado la apertura por situaciones presentadas por la defensa, por situaciones propias del Juzgado”, dijo.

En una próxima publicación, el fiscal Glen Calvo se refiere al origen del expediente Cochinilla, los hallazgos de las investigaciones, los argumentos de los defensores y la perspectiva a futuro del caso que define, a título personal, como el más grande que se ha tramitado en cuanto a posibles hechos de corrupción.

Related Posts

Leave a Comment

@2022 – Todos los Derechos Reservados. Diseñado y Desarrollado por Wolksoftware